Noticias

Cuatro tipos de radios de época imprescindibles para tu colección

Desde los años 1920 y hasta los años 50, la gente fue testigo del auge y la evolución de la radio doméstica. En el corazón de casi cada hogar de clase media en el mundo occidental, las emisiones de radio podían levantar y hundir los ánimos, difundir noticias que partían el corazón, y hacer reír a los oyentes, todo en un mismo día. Hoy en día muchos coleccionistas de radios de época disfrutan con la nostalgia y sentimentalismo de esos objetos, y existen literalmente cientos de marcas y modelos donde elegir. Catawiki está aquí para ayudar a poner orden entre esta confusión y para explicar por qué estas 4 radios antiguas son una parte fundamental en cualquier colección de radios de época.

El descubrimiento de la radio y la radio a galena
La invención que consistía en enviar señales de voz a través de ondas de radio (transmisión de telefonía inalámbrica) cambió el mundo. Este descubrimiento no resultó ser un momento de revelación en el laboratorio del sótano de nadie, sino la culminación progresiva de diferentes descubrimientos que confluyeron a finales del siglo XIX gracias a científicos e inventores. Esto dio lugar a las primeras emisoras de radio creadas a principios de los años 1920 en Pittsburgh y Detroit (EE.UU.) exclusivamente para retrasmitir.   

Los primeros aparatos de radio fueron receptores de radio pequeños y sencillos. No utilizaban otra fuente de energía más que las ondas de radio recibidas a través de una antena de cable, y la mayoría de las radios a galena se montaban fácilmente en casa. Aunque la señal y la calidad del sonido de aquellas radios era débil, su simplicidad y bajo precio ofrecieron el poder de la tecnología de la radio a millones de hogares y especialmente a los niños, que darían forma al futuro de la radio. Las radios a galena todavía cuentan con fieles seguidores hoy en día, y encontrarás al menos una de ellas en la mayoría de colecciones de radios de época.

Las radios a válvulas de vacío y la RCA
A finales de la primera década de radio pública llegó la compañía RCA (Radio Corporation of America) con su nueva invención patentada, las radios a válvulas, que permitían una señal más amplia y una mejor calidad de sonido. Se denominaban circuitos de radiofrecuencia sintonizada (RFS), y se convirtieron en el tipo de radio más popular en el mercado hasta los años 1950. Dado que la RCA tenía el control sobre la idea de la válvula (válvula de vacío) con su patente, muchas empresas creían que era más rentable fabricar sus propias radios utilizando la misma tecnología que la RCA, pero incorporando altavoces en lugar de los tradicionales auriculares. A estos dispositivos les llevaba un minuto o dos calentarse hasta ponerse en marcha, y muchos coleccionistas de radio actualmente valoran aún el cálido y rotundo sonido de una radio a válvulas.

La Zenith Stratosphere
La marca de radio Zenith fue fundada en 1923, y hacia la década los 1930 era ya una de los mayores productoras de radios a válvulas en el mundo. En el mercado del coleccionismo actual, un modelo en particular, la Zenith Stratosphere, se considera como el artículo más codiciado del planeta.

La Zenith Z-1000 Stratosphere se vendía a principios de los años 1930 por 750 $ en EE.UU., un precio más alto que el de un coche de gama media. Esta radio de estilo Art Déco tenía la forma de una gran armario, medía 132 cm y tenía ocultas en su interior 25 válvulas de vacío. Las fuentes indican que solamente se fabricaron 350 unidades, y hoy en día se cuentan unas 50. Cada vez que aparece una nueva Stratosphere en el mercado, la noticia se propaga rápidamente por el mundo de los coleccionistas de radios, y es de esperar que una versión restaurada se venda por una cifra tan alta como 50 000 €.

Radios a transistores
La invención de la radio a transistores, pequeña y portátil, cambió la faz del mercado de consumo de masas. Los primeros de estos receptores los desarrollaron e introdujeron en 1954 Texas Instruments y una empresa llamada I.D.E.A., superando a otras empresas que también experimentaban con la tecnología de transistores, incluidas RCA y Sony. La Regency TR-1 era mucho más pequeña, ligera, y resistente a los golpes, en comparación con sus predecesoras de válvulas. Se podía poner en funcionamiento al instante sin tener que calentarse, y solo necesitaba unas cuantas pilas normales. No sorprende, por lo tanto, que la radio a transistores se convirtiese en el dispositivo electrónico más popular del mundo, llegándose a fabricar miles de millones para satisfacer su demanda en los años 60 y 70. La radio a transistores cambió los hábitos musicales, permitiendo a la gente escuchar música donde se quisiera, algo que, a su vez, cambió la industria de la música y la cultura popular en general.


La Regency TR-1

Para satisfacer la demanda se fabricaron miles de modelos de radio en ese periodo, y actualmente se consideran de época. La mayoría se fabricaban de forma masiva y barata, así que normalmente no tienen valor para los coleccionistas, pero es el proceso de encontrar estas particulares joyas lo que tanto les gusta. Investigando de manera adecuada, cualquier coleccionista principiante de radios de época puede descubrir un tesoro para empezar su colección, con un poco de ayuda de las subastas semanales de Hi-Fi y radio de Catawiki.

Crea tu cuenta gratuita
En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.
¿Tienes ya una cuenta en Catawiki? Iniciar sesión
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 65 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora