Entrevistas

Historias del desván: el amor de toda una vida de Kim Meyer por la radio

Escrito por Tom | 20 de diciembre de 2019


En la primera historia de nuestra serie dedicada a los vendedores, donde dibujamos el perfil de algunos de nuestros vendedores más inspiradores, nos hemos sentado con Kim Meyer —de la tienda de radios antiguas Meyer Vintage— para averiguar cómo Catawiki contribuyó a que su pasión por la radio creciera hasta convertirse en una tienda propia.


‘Yo no era la típica chica’. Kim ríe mientras se sirve una taza de café. ‘Llegaba a casa de mis padres con tejas para construir cosas’. Y vaya si construyó. Kim es la propietaria de Meyer Vintage, una de las principales tiendas de los Países Bajos especializada en radios a válvulas, además de contar con toda una gama de objetos de hi-fi como antiguos tocadiscos y cámaras analógicas. Mirando por su tienda situada en Arnhem, las paredes decoradas con artículos de automobilia de Harley-Davidson y los estantes llenos de todo tipo de radios imaginables, queda claro que Kim ha creado un modo de vida único y fuera de lo común, como ella misma. 



La principal pasión de Kim es la radio, pero también vende una serie de viejos tocadiscos y vinilos inusuales en su tienda


Nacida a las afueras de Róterdam, pero criada en Ámsterdam y en el este de los Países Bajos, Kim creció revoloteando de un lugar a otro, pero lo único que nunca ha cambiado es su amor por la radio. ‘Siempre me interesaron las cosas antiguas, las cosas viejas: la historia. Así soy en una palabra. Fue hacia los tres o cuatro años cuando me interesé por primera vez por las radios. Me encantaron’, dice con brillo en los ojos. ‘En aquellos días otras personas estaban ocupadas con la televisión y la radiodifusión, pero yo no. Incluso me fabriqué un transmisor de radio destrozando una vieja radio, aunque no era particularmente legal’, dice con una sonrisa. ‘Fueron las viejas tecnologías y la historia lo que realmente me atrapó. Las radios fueron el comienzo de la electrónica antigua. Ahora, tenemos ordenadores y teléfonos móviles, pero todo comenzó con alguien que construyó una radio’.



Esta vieja radio puede cambiar entre una serie de sonidos; de uno más fuerte, de altavoz a uno distorsionado y más suave en función de los interruptores a los que se dé


Fueron estos primeros años los que ayudaron a cimentar su amor hacia las radios y sus conocimientos. ‘Quería saberlo todo’, dice orgullosa. ‘Y la mejor forma de aprender en ese momento era a través de otras personas. Si alguien estaba arreglando una vieja radio, yo estaba allí, mirando, preguntando para qué servía esto y lo otro y cómo funcionaba. Así aprendí por mí misma. Pasar años con otros entusiastas de la radio fue solo el principio, y cuando acabó de estudiar, pasó a trabajar en una antigua emisora. ‘Me encantó mi tiempo allí. No importaba en qué estuviera trabajando; desde los aspectos técnicos o con receptores y transmisores, hasta hacer entrevistas y poner música; siempre me sentí feliz. Era, y sigue siendo, mi pasión’. 


Señales de éxito


¿Cómo pasas de ser una apasionada entusiasta a la exitosa dueña de un negocio? Para Kim no se trataba de conseguir beneficios o de cerrar tratos. ‘Empecé a coleccionar radios cuando tenía unos 18 años. Tenía alrededor de 250 radios, un poco demasiadas, se podría decir. Así que con la ayuda de mi compañero empecé a vender una o dos. Llevamos comprando y vendiendo radios desde entonces’. 


Aún cuando se le pregunta cómo creció el negocio hasta lo que es hoy –un negocio online que envía cientos de artículos a países desde Austria a Hong Kong–, Kim se lo atribuye a Catawiki. ‘Todo empezó con unas cuantas guitarras viejas que necesitaba vender, así que me registré en Catawiki, que había escuchado que era un buen lugar para este tipo de cosas, y pensé que tal vez podría vender algunas’. Cuando vendió algunas de las guitarras, Kim se dio cuenta de que podría valer la pena ofrecer a subasta algunas de sus radios. ‘Toda la casa estaba llena de radios. ¡Estaban en montones hasta el techo!, se ríe. ‘Y entonces pensé que, bueno, quizá podría vender algunas. Y así fue. Y luego vendimos otra, y otra, y otra. Acabaron siendo unas 15-20 al mes, y ahora vendemos unas 30-35’.




Este éxito online les dio los ingresos que necesitaban para pensar también de forma práctica en el futuro. Abrir una tienda nunca estuvo entre los planes, dice Kim, pero tener a Catawiki como su principal vía de ingresos les permitió soñar un poco. ‘Vendemos mejor en Catawiki y en menos tiempo, así que este sigue siendo el mercado principal para nosotros; es nuestra base. Pero abrir la tienda nos ha proporcionado el espacio que necesitábamos, y lo bueno de ella es que tiene un sitio para reparar radios y poder guardar todas mis piezas. Tenemos muchas piezas de radios’, se ríe Kim, haciendo un movimiento señalando su taller de la parte atrás, lleno con todo tipo de dispositivos y herramientas. Yendo hacia allí, Kim habla sobre las diversas piezas; una de las cuales tiene forma de máquina de escribir y sirve para determinar el estado de las válvulas de las radios. Es un trabajo minucioso y complejo, dice, pero hay un método y compensa mucho. 



Utilizando una clave de código, Kim comprueba el estado de las válvulas para radios


Otro resultado de trabajar con Catawiki es que también la ha ayudado a consolidarse en la comunidad de la radio, e incluso hacer algunos amigos. ‘Tenemos mucho en común con los expertos de Catawiki y estamos muy en contacto’, se entusiasma Kim. ‘A veces nos llaman, o nosotros los llamamos. Hablamos de todo tipo de cosas relacionadas con la alta fidelidad y todos son gente encantadora con la que trabajar. Yo diría que tenemos una amistad que va allá’. 


Revivir la nostalgia


Tanto si te interesan las radios como si no, la tienda de Kim es especial; un espacio con una iluminación tenue completo con un suelo de madera pálida y suaves toques eclécticos, como una hilera de bombines que condensa perfectamente la energía fuera de lo común de la tienda. El suave murmullo de las radios y el cálido y chisporroteante reverberar su sonido son tan acogedores como Kim y su compañero. ‘Queremos que la gente se sienta como en casa cuando viene. Dicen que es un lugar acogedor, y a veces algún cliente trae algo que ha encontrado por su desván y simplemente se lo arreglo. Lo más importante que quiero darle al cliente es algo que dure años’. Da la casualidad de que, mientras habla, los transeúntes se reúnen fuera frente a la tienda y miran por el cristal mientras Kim va charlando animada; es una imagen del tipo de atracción que tienen tanto Kim como la tienda para despertar parte de nuestra curiosidad.


  

Meyer Vintage tiene se encuentra en la ciudad neerlandesa de Arnhem, y es un acogedor escondite durante todo el año


Cuando se le pregunta sobre los tipos de radios que vende en la tienda, Kim explica que realmente hay un sonido y estilo para cada persona. Guiándonos por la tienda, nos señala una radio Phillips verde menta y una radio Art déco de color granate, las cuales dice que son extremadamente populares por su aspecto. ‘Pero su sonido no es tan estupendo’, se ríe. Para los audiófilos son las radios a válvulas Phillips o Saba más grandes. ‘Hay un sonido distinto en estas radios a válvulas, y creo que gustan porque recuerdan a algo. El sonido es muy cálido y antiguo. Y se trata de un detalle técnico, pero se debe a que el amplificador de una radio a válvulas es más ancho que el de las radios posteriores’, explica Kim. ‘Me encantan las radios a válvulas por esta razón, pues el sonido es mucho mejor, ofrece mucho más. Y si está perfectamente restaurada, funcionará durante años. Cuando las personas vienen a mi establecimiento y escuchan la música que pongo, les encanta porque realmente pueden oírlo todo. Con los amplificadores modernos se pierde parte de la música’.



Algunas de las radios atraen a los gurús del diseño más que a los audiófilos, como la radio Philipps verde menta que se muestra


Las radios están viviendo un renacer para el consumidor moderno que busca nostalgia. Como explica Kim, hay algo atemporal en la forma en la que el sonido de la radio es a la vez familiar y reconfortante, pero singularmente propio. Este es el sonido que a Kim le encanta y sobre el que trata su trabajo. ‘Cuando alguien me compra una radio siempre comparte conmigo una pasión por la radio, el amor por ella. Y eso es lo que quiero transmitir a la gente más joven, ¡incluso cuando escuchen algo en streaming en Spotify!’, se ríe. 



Las radios funcionan como el principal atractivo y como las piezas centrales de la tienda, y a menudo también están encendidas


Kim ha logrado el éxito vendiendo radios en Catawiki al encontrar su público, pero es su pasión lo que hace que siga adelante. Dando una vuelta por su tienda, hay una historia persistente y una sensación maravillosa de los tiempos pasados y de irreverencia en el lugar. Kim nos invita a acercarnos para escuchar una de las radios que acaba de vender mientras una mirada de pura felicidad se apodera de ella. ‘Ese momento en el que una radio se enciende es el más estupendo; el momento más satisfactorio’, dice. ‘Me paso el tiempo arreglando radios porque no son aparatos muertos; están vivas. Son vida’.

____________________

Únete a nuestra comunidad de creativos y coleccionistas y conviértete en vendedor en Catawiki.


Descubre más hi-fi y radios | discos / vinilos


También te podrían gustar:



Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 65 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora