Tendencias

Por qué los coches clásicos japoneses merecen la atención de los coleccionistas

Escrito por Tom | 11 de diciembre de 2020


Tanto si eres un experto en coches como si no, muchos de nosotros miramos a Japón y sus coches como un fenómeno reciente y un símbolo de la época moderna. Al fin y al cabo, nos fijamos en ellos para los coches del futuro, como los pioneros en motores eléctricos. Pero los coches japoneses llevan décadas existiendo, y muchos de ellos ahora están considerados como clásicos. Con su distintivo estilo, innovaciones tecnológicas y seguridad, el experto en coches clásicos Luca Gazzaretti explica por qué los coches japoneses siempre han sido elecciones inteligentes a la hora de escoger uno, y por qué los clásicos aún merecen nuestra atención.


¿Cuáles son algunas de las características comunes de los coches clásicos japoneses?


Los coches japoneses son tecnológicamente avanzados, multiusos y siempre sorprendentes. Desde los años 1950 han traído innovación al mundo del automóvil, y los fabricantes japoneses han liderado la búsqueda de nuevas soluciones en la industria automovilística o bien han contribuido a mejorar las existentes. 


Un ejemplo importante fue el motor rotativo Wankel, que nació en Alemania pero nunca se desarrolló de un modo que resultara económico y fiable. En cambio, los ingenieros japoneses de Mazda hicieron el motor más eficiente y fiable a lo largo de los años, e incluso llevaron a uno de sus coches, equipado con dicho motor, a la victoria en las 24 Horas de Le Mans en 1991. 



Un Mazda MX-5
  

Los fabricantes japoneses tienen un don para entender las necesidades y modas de los tiempos. Tenemos por un lado el Mazda MX-5 (Miata en los EUA), que satisfizo el deseo de un coche familiar, mientras que el Subaru Impreza combinó conducción deportiva y seguridad. Junto a esos coches estaba el Toyota Land Cruiser, que demostró fiabilidad incluso en los usos más exigentes, o el Suzuki Samurai, que lanzó una moda de los vehículos compactos que se ha mantenido entre los jóvenes desde los años 80.


¿Qué los diferencia de los clásicos europeos y americanos?


La diferencia sustancial es la singularidad de estos modelos, que difieren en el planteamiento psicológico y cultural respecto a los estándares europeos y estadounidenses de los coches. Aparte del Mazda MX-5, que se inspiró claramente en el Lotus Elan de los años 60 —incorpora los faros escamoteables que caracterizan el diseño de la carrocería y el motor de doble árbol de levas—, nada se podía comparar con el Toyota 2000 GT, el Honda NS800 o el Datsun 240Z.


¿Puedes ponernos algunos ejemplos de coches clásicos japoneses de culto y contarnos por qué son especiales?

 

En cuanto a los coches japoneses deseados por los coleccionistas, hay unos pocos. El Toyota 2000 GT es un modelo inusual que se hizo famoso tras aparecer como coche de James Bond en la película clásica Solo se vive dos veces. El Mazda Cosmo Sport es otro ejemplo; conocido por ser el primer coche en emplear eficientemente el motor rotativo Wankel y por sus líneas futuristas, que lo convierten en un modelo singular. 



Un Toyota 2000 GT 

Entre los youngtimers no puede faltar el Honda NSX ‘Gran Turismo’. Fabricado en 1990, fue percibido por los ferraristas y puristas como un coche extraño en el momento de su presentación. En un conocido cortometraje de Robert Alblas, el legendario piloto Ayrton Senna llevaba el NSX a la pista, demostrando sus habilidades como gran corredor y mostrando el NSX como un verdadero coche deportivo. 



El Honda NSX ‘Gran Turismo’

Otros coches que vale la pena tener en cuenta a la hora de invertir serían: el Datsun 240Z, que era un coupé popular en los EUA; el ‘perenne’ Mazda MX-5, especialmente su versión MK 1; el Honda S2000 descapotable, con excepcionales habilidades deportivas y técnicas; el económico 4X4 Suzuki Samurai; y el Subaru Impreza, que fue un consistente ganador de ralis e iba equipado con tracción en las cuatro ruedas y un motor bóxer.


¿Por qué merece la pena invertir en ellos?


Cuando se invierte, principalmente los ejemplares originales no modificados merecen la pena. Es bien sabido que muchos coches japoneses sufrieron la moda del tuneado en los años 90, por lo que encontrar ejemplares originales se ha vuelto muy complicado en el mercado actual. No obstante, en comparación con otros coches clásicos y youngtimers, los clásicos japoneses están experimentando una fuerte tendencia al alza y un creciente interés, especialmente entre los coleccionistas jóvenes.



Mitsubishi es una de las muchas marcas de coche japonesas populares en todo el mundo

El mundo de los coches japoneses es ahora sumamente variado, y su base de fans no lo es menos. Encontrarás desde coleccionistas de ‘tuneados integrales’ hasta verdaderos puristas, pero también a quienes simplemente son amantes de los pequeños Mazda Spider. Una cosa está clara: no hay motivos para no amar los coches japoneses clásicos e invertir en uno. 

____________________

Encuentra tu próximo vehículo en nuestras subastas de coches clásicos o bien regístrate como vendedor en Catawiki.


Descubre más coches clásicos | automobilia y motobilia


También te podrían gustar:


Cuando Alfa Romeo fabricó un platillo volante


El duradero idilio con los muscle cars americanos


El piloto negro que hizo historia en la NASCAR


Crea tu cuenta gratuita de Catawiki

En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.

Crear una cuenta
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 65 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora