Historia

Cómo el vino rosado se ha convertido en uno de los preferidos en la actualidad

Escrito por Tom | 16 de abril de 2021


El vino rosado es una de las bebidas más antiguas del mundo; un vino complejo impregnado de historia y técnica. Pero el rosado ha cambiado históricamente en algunas partes del mundo donde en el pasado se relegó al ámbito de las bebidas alcohólicas para bebedores no serios. No obstante, el inicio en el cambio de los gustos y la tecnología en el siglo XXI han llevado a un renovado interés y a una reevaluación de nuestra manera de ver el vino rosado, tanto que se ha convertido en la bebida favorita para muchos. La experta en vinos Patricia Verschelling nos explica por qué ya era hora de que sucediera. 


Si le preguntabas a cualquiera en el pasado sobre qué creía que era un vino rosado, es posible que recibieras respuestas divididas. A algunos le encantaba por su gusto, a menudo más dulce, mientras que a otros no les gustaba precisamente por este motivo. El error estaba en ver el rosado como una bebida más dulce cuando, en realidad, es un vino igual de complejo y lleno de matices que el tinto y el blanco. Hoy todo ha cambiado desde la popularización del rosado seco inicialmente en la región de Provenza, en Francia, convirtiéndose en la bebida favorita de mucha gente. 


‘No lo dirías, pero muchos vinos rosados se elaboran mezclando variedades de uva blanca y tinta (o incluso mezclando vino blanco y tinto)’, dice Patricia. ’Y el vino rosado más famoso que se hace así ¡es en realidad champán!’. 



El vino rosado es un elemento esencial en la región de la Provenza en Francia, conocida por sus variedades refrescantes y secas

El champán rosado es solamente una de las muchas variedades del vino que nos hacen considerarlo una bebida excepcional. Y solo en Francia las diferencias regionales ponen de relieve la complejidad del vino, explica Patricia. ‘El champán rosado es el único vino en Francia que se puede elaborar mezclando vino blanco y tinto. Está estrictamente prohibido que todas las demás regiones produzcan vino rosado de esta manera. No obstante, en el sur de Francia, concretamente en la Provenza, los productores vinícolas detestan la idea de hacer vino rosado mezclando simplemente uvas tintas y blancas. Creen que elaborar un buen rosado seco es un arte y únicamente se deberían emplear uvas tintas’. 


El vino rosado refrescante y seco siempre ha sido un elemento básico en las regiones meridionales de Francia, pero ¿de dónde surgió la popularidad mundial del vino rosado? 


Historias antiguas y de mediados de siglo sobre el vino rosado

 

Para comprender la evolución del vino rosado, es necesario ahondar en la historia antigua. Se cree que el vino rosado es una de las bebidas más antiguas del mundo. Sabemos que en la Antigüedad se tenía debilidad por una copa de vino tinto, pero, a diferencia de los embriagadores tintos actuales, sus vinos tintos se parecían más a lo que ahora consideraríamos un vino rosado. En la Antigua Grecia, por ejemplo, los vinos más oscuros se consideraban de bárbaros o propios únicamente de los romanos debido a su contenido de alcohol. Así que diluían sus vinos con agua creyendo que de esa manera no solamente se potenciaba el sabor del vino, sino que también se hacía que los bebedores fueran más civilizados. Si bien estos vinos están a años luz del vino rosado actual, marcaron el inicio de una libación más clara y rosada. 


En el siglo VI a.e.c. los focenses procedentes de Jonia, en Grecia, navegaron hasta Massalia (ahora Marsella) y se llevaron consigo vides de su región. Según Victoria James en Drink Pink: A Celebration of Rosé, los vinos producidos allí eran rosados sutiles y rápidamente se convirtieron en un pilar de la zona, hasta el punto de que, para cuando llegaron los romanos, estos ya habían oído hablar de los vinos rosados de Massalia. Mediante su prolífico comercio, los romanos llevaron estos vinos a la totalidad del Mediterráneo, y hasta hoy la región provenzal, donde se encuentra Marsella, sigue siendo la cuna del vino rosado.



El vino rosado existía ya en la Antigüedad y los romanos contribuyeron a popularizarlo por el Mediterráneo

Avanzando rápidamente hasta el siglo XX y después de la Segunda Guerra Mundial, el rosado experimentó otra transformación, esta vez adquiriendo un sabor más dulce. Dos productores vinícolas portugueses crearon un tipo de rosado que se hizo particularmente popular en los Estados Unidos y el Reino Unido, incluyendo su casa real, diciéndose que era el vino favorito de la reina Isabel II. Si bien estos productores llevaron el rosado a nuevas cotas, también crearon un monopolio en la manera de percibir el vino. Esto se acentuó aún más con el auge del blush estadounidense, explica Patricia. 


‘En los años 1980 el rosado clásico pasó de moda en California, así que a los productores se les ocurrió un nuevo vino al que llamaron blush. Básicamente era un vino blanco elaborado con uvas tintas, por lo que tenía un color rosa pálido diferente del vino blanco. Estos vinos a menudo también eran un poco dulces’.


El verdadero renacer del vino rosado


No obstante, en la Provenza el amor por el vino rosado seco nunca disminuyó debido a su proceso, dice Patricia. ‘Cuando el vino rosado se elabora de la manera clásica, los productores obtienen el mosto de las hollejos por gravedad, un método conocido como saignée.(sangrado). Este tipo de rosado tiene delicados sabores frescos con un carácter ligero y refrescante. De hecho, el bonito color claro del rosado provenzal es ahora el que prefieren la mayoría de consumidores, por lo que ha habido un cambio en la producción en todo el mundo, pasando de rosados oscuros a rosados de color claro’. 



El vino rosado ha sido un éxito en las redes sociales debido a sus bonitos tonos pastel

Del mismo modo, España se ha convertido en un reconocido productor de rosados. ‘España tiene una buena reputación por sus rosados sabrosos, los más claros denominados rosados; y los más oscuros, claretes’, dice Patricia. ‘El clarete está incluso bastante de moda entre los amantes del vino, pues algunas de sus variedades están vinculadas al movimiento de los vinos natural, en el que se emplean levadura natural y ánforas para hacer el vino’.


Las redes sociales también jugaron un papel. La bebida rosada es innatamente fotogénica, y a mediados de los años 2010, los entusiastas instagrammers tomaron nota de ello. El color pastel pálido del vino rosado lo convirtió en el acompañamiento perfecto para el verano, y más pronto que tarde todo bar quiso sumarse a la tendencia. La popularidad del vino rosado subió, impulsada por los gustos de los jóvenes y por una mayor afición entre los hombres (haz una búsqueda rápida del término ‘brosé’ en Google).


Sabor, sabor y qué hay que saber


El reciente amor por el rosado llevaba mucho tiempo en camino, y con razón está recibiendo la atención que se merece. Pero el siguiente paso es elegir tu vino rosado ideal, dice Patricia. 


‘El vino rosado se elabora en todo el mundo, así que hay un montón de sabores diferentes para elegir. La mayoría de los rosados actuales son secos; un famoso rosado seco producido en el Ródano del Sur, en la denominación de origen Tavel, tiene un color mucho más profundo, con un perfil de sabor más alto, una textura más oleosa y niveles más altos de taninos que cualquier otro rosado francés. Pero si prefieres un vino menos seco, es mejor comprar un Cabernet d'Anjou, un rosado semiseco elaborado con uvas Cabernet Franc y Cabernet Sauvignon del valle del Loira’.



Si prefieres un rosado clásico y seco, el vino de Provenza siempre es una excelente opción

Y no hay que olvidarse de la forma de servir un vino rosado. En términos generales, el rosado se toma mejor lo más pronto posible después de su producción, y siempre frío. ‘Hay que tener en cuenta la temperatura a la que se sirven los vinos’, cuenta Patricia. ‘Por regla general, el vino rosado afrutado ligero y el champán se pueden servir mejor fríos (6 - 10ºC). Si tienes un vino rosado más complejo, sírvelo un poco menos frío para que te muestre todos los sabores que ha desarrollado’.


El vino rosado es en última instancia una bebida para celebraciones y de ligereza –un brindis por un nuevo comienzo, algo que a todos nos iría bien en el panorama actual. ‘Es inspirador’, dice Patricia. ‘Es el vino perfecto para dar la bienvenida a la nueva temporada y un recordatorio de que hay mucho que ganar cuando se prueba algo nuevo’. 


 ____________________

Explora la complejidad del vino rosado con nuestras subastas de vino específicas o bien regístrate como vendedor en Catawiki. 


Descubre más vinos | vino rosado



También te podrían gustar estos artículos:


Conoce a los garajistas: el culto al vino de Francia


Por qué deberías fijarte en los vinos alemanes


Conoce los vinos de añada y entiende por qué vale la pena invertir en ellos


Crea tu cuenta gratuita
En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.
¿Tienes ya una cuenta en Catawiki? Iniciar sesión
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 65 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora