Historia

Historia de la moda de Sexo en Nueva York a través de tres piezas míticas

Escrito por Tom | Publicado el 4 de enero de 2022


Sexo en Nueva York es un pilar en el canon de la cultura popular moderna, tanto por sus personajes como por su moda. Bajo la dirección de Patricia Field, la diseñadora jefa de vestuario de la serie desde hace mucho tiempo, los atuendos de Sexo en Nueva York han influido en la aparición de tendencias y han catapultado al estrellato a diseñadores. Para celebrar el impacto continuo y el regreso de la serie, repasamos algunas las muchas opciones sartoriales icónicas de la serie, desde zapatos de tacón de diseñador hasta bolsos caprichosos que, además de verse bien, fueron portavoces de las cualidades más redentoras de Sexo en Nueva York.



Pocas series han sido objeto de tantas críticas y debates como Sexo en Nueva York de HBO. Elogiada y lamentada por sus cuatro protagonistas, Sexo en Nueva York fue pionera en la atención prestada a las mujeres en la pantalla y en cómo se podían ver las amistades femeninas. Y la moda permanece inmune.


Fue una serie que vivió indulgentemente y lo hizo bien. Rara vez había un episodio sin alguna hazaña de moda o terapia de compras. Algunos episodios incluso se dedicaron íntegramente a piezas que sirvieron como lecciones para los personajes, como el bolso Birkin que Samantha ansiaba y que acabó costándole un cliente famoso —la lección aquí fue: no te cruces con Lucy Liu. 


Por una parte, los estilos de Field combinaban la alta costura con la moda rápida, pero los atuendos ayudaban a cada personaje a contar su propia historia distintiva al tiempo que proporcionaban un contrapunto a la de los demás. Si bien los deslumbrantes bolsos y el collar con letras de Carrie mostraban capricho y feminidad, los trajes a medida y los cuellos altos de Miranda ofrecían minimalismo y androginia. Y para cada conjunto con bloques de color y cada vestido ajustado que Samantha usaba para el poder y el atractivo sexual, teníamos las recatadas gabardinas y las faldas con motivos florales de Charlotte para contrarrestar con tradición y modestia.


Las elecciones de moda del cuarteto fueron una manera para que el público se relacionara con ellas, y sus estilos contrastantes permitieron que unas expresiones de la feminidad diferentes y menos representadas subieran al escenario. Pero en un océano de piezas únicas y accesorios,¿cuáles fueron los más icónicos?


Zapatos de tacón de Manolo Blahnik


Si hay una elección sartorial que haya capturado y reflejado el poder estelar de Carrie Bradshaw y Sexo en Nueva York, son los zapatos de tacón Manolo Blahnik. A Carrie le encantaban tanto estos zapatos, que en un episodio, cuando la amenazan a punta de pistola, está preparada para entregar su anillo, su bolso Fendi Baguette; cualquier cosa menos sus Manolo Blahnik. Y a lo largo de las seis temporadas, la aparición de zapatos del diseñador español y el amor de Carrie por ellos es constante. Cuando visita la oficina de Vogue y su infame armario, se topa con un par de zapatos Manolo Blahnik Mary Jane; unos zapatos de tacón en piel azul marino que ella describe cariñosamente como ‘un mito urbano’. En otro episodio, Carrie luce un par de zapatos de tacón Manolo Blahnik Sedaraby d'Orsay que se tiene que quitar para una fiesta (no se permiten zapatos) y se los roban, y luego el anfitrión de la fiesta se los paga, simplemente porque significan demasiado para ella. 




Son los zapatos por los que conocemos a Carrie y continuamente señalan puntos clave de la trama para su personaje, ya sea defendiéndose a sí misma o abrazando su propia frivolidad. Que el ahora mítico par de zapatos de tacón Manolo Blahnik Hagisi azules —Carrie los luce en el regreso actual y aún siguen agotándose regularmente— sea la elección de Big para un anillo de compromiso tiene mucho sentido. Y que estos sean los zapatos con los que se ve a Carrie cuando Big muere en el regreso de la serie es un guiño trágico pero conmovedor a la verdadera belleza de la moda; su poder eterno para preservar recuerdos de los momentos importantes de la vida.


Carteras de mano Judith Leiber


Pocas piezas articulan mejor el capricho de la moda de Carrie que las carteras de mano Judith Leiber. Leiber fue una diseñadora hungaroestadounidense que se hizo famosa por primera vez haciendo bolsos para figuras políticas y primeras esposas que incluyeron a Mamie Eisenhower, Barbara Bush y Hillary Clinton. No obstante, su estilo característico de ‘minaudières’ de cristales — pequeños bolsos adornados con cristales y pintados para parecerse a cosas como perros o sandías— llamó la atención de Patricia Field y estos diseños extravagantes no tardaron mucho en aterrizar en la serie. 




Si bien los seguidores más recientes de Sexo en la Nueva York probablemente recordarán la brillante cartera de mano de cupcake rosa con la que se ve jugando a la hija de Charlotte, Lily, en la película Sexo en Nueva York, los espectadores más veteranos sabrán que un bolso de Lieber fue parte de una escena fundamental en la temporada 2. Cuando Carrie y Big están saliendo por primera vez, Big le da a Carrie un bolso Lieber en forma de cisne que Carrie describe como ‘incorrecto, simplemente incorrecto’ y una señal ominosa de las aguas turbulentas que se avecinan. Desesperada por cómo debiera reaccionar, opta por ‘Te quiero’, lo cual deja a Big, en su inevitable distanciamiento, sin decírselo de vuelta. Y aunque hay un respiro para Carrie mucho más adelante, el bolso Lieber quedó grabado para siempre en la conciencia de Sexo en Nueva York como el bolso que casi dijo ‘te quiero’.


El collar con el nombre propio + la mariposa de Kenneth Lane


Ninguna reseña de moda creíble de Sexo en Nueva York estaría completa sin un guiño a sus joyas. Si bien los broches en forma de flor de Carrie merecen una mención, son los collares los que desencadenan una fiebre sin igual entre el público. El collar de mariposas de filigrana de Kenneth Lane usado por Carrie en la temporada 3 fue otro ejemplo del popurrí de Field de piezas de estilo moderno y piezas clásicas, y sigue siendo una de las piezas más codiciadas de la serie.


No obstante, se podría decir que el collar de Carrie con su nombre es la pieza inmortalizada en la memoria de cada fan de Sexo en Nueva York. Inspirado por los clientes que visitaban la boutique de Patricia Field, se convirtió en una piedra de toque del estilo de Carrie y un motivo de su amistad e independencia. Su papel a la hora de transmitir la independencia de Carrie se materializa cuando lo pierde después de mudarse a París y su entonces amante, Aleksandr Petrovsky, le compra uno para sustituirlo. Es una señal de que algo va mal en el amor y la ubicación. Y es la prueba de que el accesorio adecuado recorre un largo camino.




La moda en Sexo en Nueva York siempre ha sido más que una elección sartorial. Algunos podrían argumentar que nunca fue la cuestión en absoluto. Los conjuntos con un estilo ‘camp’ sofisticado eran una celebración de la vestimenta, pero hicieron mucho por crear un espacio para la identidad de cada personaje, a la vez que proporcionaban al público unas aspiraciones escapistas por el camino. Para una serie a menudo criticada por su relación de Jekyll y Hyde con la realidad, no podemos evitar preguntarnos si sus decisiones de moda representan a Sexo en Nueva York en su forma más consciente. 


____________________


Descubre ropa, accesorios y bolsos en nuestras subastas especiales de moda.


Descubre más moda | bolsos | zapatos


También te podrían gustar:

Por qué los pañuelos Hermès siguen siendo el símbolo definitivo de estilo

Escándalo y estilo: el ascenso y la revolución de Gucci

Lo que necesitas saber sobre los bolsos de viaje Louis Vuitton

Crea tu cuenta gratuita
En Catawiki, te sorprenderás cada semana con la impresionante selección de objetos especiales que te ofrecemos. Regístrate hoy y explora nuestras subastas semanales elaboradas por nuestro equipo de expertos profesionales.
¿Tienes ya una cuenta en Catawiki? Iniciar sesión
Compartir artículo
Close Created with Sketch.
¿Todavía no te has registrado?
Al crear tu cuenta gratuita en Catawiki, podrás pujar por cualquiera de los 65 000 objetos especiales que ofrecemos a subasta cada semana.
Regístrate ahora